¡YA TENEMOS CANAL EN YOUTUBE! PINCHA EN LA IMAGEN

TU BLOG DE RUTAS POR ANDALUCÍA

martes, 18 de abril de 2017

REFLEXIONES EN LA CARRETERA: RENOVARSE O MORIR

Hace ya algún tiempo, que me voy dando cuenta que las cosas van cambiando a mi alrededor. Empezaron siendo cosas casi imperceptibles, y luego esos cambios se van haciendo más apreciables. Y la cosa, es que también algo en mi ha empezado a cambiar... lo que antes era impensable, vivir sin ello, ahora he empezado a verlo de otra forma. Ya no me atrae tanto y hasta he decidido cambiarla.

En estos últimos años, he ido viendo como aquellos amigos con los que tantos kilómetros y buenos momentos había vivido, han ido saliendo de esas quedadas que solemos hacer cada fin de semana, siendo otros nuevos amigos los que han ido llegando al grupo para salir a rodar y pasar buenos momentos. ¿¿Quiere decir eso que los están sustituyendo?? Ni mucho menos; sólo que por diversos motivos, las personas van cambiando sus prioridades o su forma de vida y con el paso del tiempo se van conociendo a otras personas con las que también llegas a entablar buenas relaciones y con las que compartes gustos afines. Lejos de ser mala esta circunstancia, es una situación que enriquece nuestras vidas, ya que aquellos viejos amigos, a veces te llaman para volver a hacer alguna salida juntos, y los compañeros que van llegando nuevos, tienen las mismas ganas que yo tenía hace unos años y renuevan la ilusión por preparar nuevas rutas o nuevos proyectos. Conocer personas siempre nos enriquece, pero no dejan de ser cambios y renovaciones en nuestra vida.

Algunos compañeros del grupo, con los que compartía devoción por las motos customs, han decidido pasarse al "lado oscuro", y pillarse algún modelo de la marca bávara (BMW), buscando más prestaciones, seguridad y comodidad a la hora de hacer kilómetros, lo cual es casi incompatible con el mundo custom, que no entiende de prestaciones y en la mayoría de los casos no suelen ser cómodas. Cada vez somos menos los compañeros del grupo que seguimos disfrutando de nuestras monturas ruidosas, incómodas y que rozan por el suelo en cuanto intentas tumbar la moto en una curva un poco más cerrada de la cuenta. Pero es inevitable; a veces por la edad, los problemas de espalda o simplemente porque tienes ganas de cambiar, decides renovar tu montura.

Pues algo así, me ha ido pasando a mí en estos últimos tiempos. Lo que antes me encantaba ver cuando bajaba al garaje, ha llegado a hacer que no me apetezca utilizarla. Lo que hace unos años e incluso meses, hubiese sido impensable deshacerme de ella, ahora ha llegado la hora de olvidarla.
Antes, bajaba al garaje de mi casa deseando salir a rodar y hacer kilómetros con ella, orgulloso de lucirla y enseñarla, y sin embargo, en los últimos meses, siempre he encontrado alguna excusa para dejarla en casa marchitándose, cogiendo polvo,... hasta que el otro día se presentó la oportunidad; la ocasión perfecta para renovarla. Ya sé que no tiene ese sabor añejo, ni ese aspecto usado de la que lleva conmigo tantos años compartiendo kilómetros, pero sueño con que su sustituta pueda darme tantas alegrías como mi "viejita" y llegue a compartir tantos kilómetros como aquella. Espero que vuelva esa ilusión al verla en el garaje y esas ganas de utilizarla en cada ruta.
Ha llegado el momento de renovarse y de despedirse de mi vieja compañera:
¡Adiós, mi querida chaqueta vaquera! Han sido más de 20 años juntos compartiendo kilómetros, pero ha llegado el momentos de renovarte. Siempre te llevaré en mi recuerdo.

martes, 4 de abril de 2017

DE RUTA POR LA SERENA (BADAJOZ)

-"Niño, el sábado a las 9:00 tengo que estar en Sevilla para un curso de formación y después hemos quedado las compañeras para ver los temas de las oposiciones de este año. Podías quedar con tus amigotes de las motos......; ¡joder!... Podías esperar a que terminara de hablar antes de llamarlos"
¿Un sábado entero para mí solo?... Eso había que aprovecharlo  para hacer una ruta de kilómetros, y como hacía tiempo que tenía ganas de rodar por una carretera de la que había oído hablar por el sur de Badajoz, había que proponérselo a los colegas. La ruta rondaría por algo más de 400 kilómetros, y al ser sábado, ya sabía que muchos compañeros no podrían acompañarme, pero siempre hay algún loco suelto dispuesto a compartir buenas rutas y kilómetros. En esta ocasión, se animaron Pedro con su iron y Pablo con su street bob, ambos de Lora del Río, así que lo lógico era que yo los recogiera en su pueblo y saliéramos en dirección a la provincia de Badajoz, atravesando la Sierra Norte (la próxima vez os toca a vosotros madrugar).

A las ocho de la mañana, salía de Lantejuela con los ojos legañosos y con un frío más propio de invierno que de primavera, en dirección Lora del Río. Fui puntual y a las 8:45 ya estaba en la gasolinera que habíamos escogido como punto de encuentro con el depósito lleno. Allí ya estaba Pedro, y Pablo no tardó en hacer sonar el motor de su máquina llegando al punto de encuentro.
Tras los saludos de rigor, comentamos por dónde va a transcurrir la ruta y nos ponemos en marcha en dirección Constantina para entrar en la Sierra Norte. La idea es llegar hasta Alanís y allí tomar la carretera de Malcocinado para entrar en la provincia de Badajoz y llegar hasta Azuaga.
¿Qué os cuento de este itinerario hasta Azuaga? La Sierra Norte estaba preciosa en primavera a primeras horas de la mañana, las carreteras estaban casi desiertas, el trazado es una maravilla para divertirse rodando, y la carretera de Alanís hasta Azuaga, tan divertida como la recordaba. Si no la conoces, deberías plantearte una ruta, y además, Azuaga tiene bastantes cosas que ver y visitar. La única pega de todo este itinerario, fue que no había forma de entrar en calor en medio de la sierra, y como en esta fechas, pecamos de pensar que el frío se irá pronto, uno no sale tan abrigado. Gran error. ¡Qué frío!... Además, hacía un aire de coj....
Como Azuaga ya la conocíamos, no nos paramos y seguimos nuestro camino. Tomamos la EX-111 en dirección Zalamea de la Serena, el pueblo que inmortalizó Lope de Vega en su obra "El alcalde de Zalamea". Este tramo, de unos 44 km, se hace un poco aburrido, ya que la mayoría del terreno lo forman campos de cultivo de cereal, alguna dehesa y con suerte, te encuentras alguna subida y bajada con curvas abiertas entre eucaliptos.



Al llegar a Zalamea, lo primero que destaca entre los edificios, son dos de las torres de su castillo, que se encuentra en pleno corazón de la localidad rodeado de casas. Nosotros nos dirigimos hacia el castillo y nos lo encontramos cerrado. Nos dijeron que fuéramos a buscar a los municipales a ver si nos lo podían abrir para visitarlo, así que seguimos sus indicaciones y nos fuimos andando. En el paseo nos encontramos con la Iglesia de Ntra Sra. de los Milagros y el distylo, que son dos columnas romanas colosales, que parece ser que son la imagen de Zalamea. No pudimos disfrutarlas demasiado porque el mercadillo ocupaba toda la Plaza de la Constitución y no era muy agradable caminar entre achuchones de señoras mayores y vendedores queriendo venderte ropa interior a euro. Como tampoco vimos a ningún municipal por allí, decidimos seguir nuestro camino.
Viendo la hora que era, decidimos dar otro tirón hasta Castuera, que se encuentra a poco kilómetros de Zalamea y allí tomar una cervecita para refrescarnos por dentro. Nos acercamos al centro de la localidad y aparcamos junto a la iglesia de Santa María Magdalena para tomarnos un refrigerio en una de los locales que rodean la plaza, y donde nos pusieron una croquetas buenísimas.





A partir de aquí, empezaba la carretera que estábamos buscando: la EX-104, que nos llevaría hasta Cabeza de Buey. Curvas amplias, la sierra a nuestra izquierda a modo de pared y algunas fortalezas en nuestro camino como las de Benquerencia de la Serena y la de Almorchón.



Al llegar a Cabeza de Buey, había que ir buscando el regreso a casa, y de este modo, pusimos rumbo al sur por la A-422, parando en Belalcázar para disfrutar de su patrimonio turístico y de su gastronomía.


¡Menuda panzada de comer! Tras hacer un poco de turismo y de tomar café, continuamos nuestro camino de regreso, sin prisas pero sin pausa... Bueno, con una pequeña pausa en Hinojosa del Duque para sacar una foto de la que es conocida como la Catedral de la Sierra y otra parada en Posadas, en la Sierrezuela para dejar que la sangre volviera a correr por nuestros culos, ya que como no íbamos demasiado mal de tiempo, decidimos atravesar la sierra de Los Villares desde el Cerro Muriano para llegar hasta la carretera de Almodóvar del Río y así regresar por Palma del Río, sin tener que pisar la autovía en ningún momento de todo el viaje.
PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO DE LA RUTA EXPLICADA PASO A PASO EN YOUTUBE 

sábado, 25 de marzo de 2017

REUNIÓN DE MOTOS CLÁSICAS DE LANTEJUELA 2017

Hace días que desapareció de Lantejuela el olor a gasolina y a aceite quemado de los motores de dos tiempos que acudieron el domingo 19 de marzo a nuestro pueblo.
Hace días que se dejó de escuchar el eco de las cientos de motos que acudieron a esta edición de la Reunión de Motos Clásicas de Lantejuela.



Hace días, que el olor a cerveza se disipó de la caseta municipal y de sus alrededores.
 Pero lo que aún no ha desaparecido, en la memoria de un buen número de aficionados a las dos ruedas, que nos dimos cita el domingo pasado, es el recuerdo de lo vivido ese día. Si estuviste en la reunión, sabrás de lo que te hablo; si no pudiste venir, espera a ver los vídeos que subamos a internet y las fotos de la reunión....¡ESPECTACULAR, AMBIENTAZO!
Una vez más, la organización del evento, se dio cita en la caseta municipal de Lantejuela, bien temprano: miembros de Er Team, de los Customs-Bikers y de otros grupos a los que nos sentimos muy unidos. Carreras, preparativos de última hora, los puestos de ventas de camisetas, nuestro amigo Luis Grangeia, con su puesto, un estand de un estudio de tatuajes de Córdoba, nuestros cocineros, camareros, chicas de taquilla,....todos preparando hasta el último detalle...


Pero...¿y la gente?. Son más de las 10:00, y a penas han llegado unos amigos de la localidad y de algún que otro pueblo de los alrededores. ¿Habrá conseguido el hijo de..., que nos hace cada año el boicot poniendo falsas fechas, que nadie se acuerde de nosotros? Caras largas y de preocupación al ver que no llegaba gente, y de repente... ¡de golpe! La gente llegó en masa sobre las 10:30... A las 11:00 tuvimos que pedir permiso al alcalde para aparcar motos dentro de los jardines, en el patio de recepción de motos clásicas, había un colapso, que no permitían el paso de vehículos a la zona techada de exposición. Cientos de visitantes iban entrando en la caseta para contemplar esas maravillas restauradas hasta el último detalle, merecedoras de estar en un museo, los grifos de cerveza no dejaban de tirar el líquido dorado que entraba como el agua, a causa de una temperatura más propia de comienzos de verano, que de finales del invierno. Más motos, que iban llegando al aparcamiento, formando un collage de color, marcas, estilos,... ¡Una auténtica pasada!.

Los grupos de música que estaban contratados iban preparando el escenario para sus actuaciones, mientras fue pasando la mañana  entre cervezas, fotos, saludos, presentaciones (un saludo Malvado Survivor), risas, la contemplación de las diferentes motos que por allí se exhibían, como si fueran los "ángeles" de Victoria Secret,,...



A las 12:00, como manda la tradición de este evento, los motores de cientos de máquinas rugieron con fuerza e hicieron estremecer los cimientos de la caseta. Empezaba la vuelta. Este año no hemos salido de la localidad. En su lugar, hemos hecho una visita a uno de los locales colaboradores donde nos hemos refrescado con una cervecita y hemos colapsado una de la entradas principales del pueblo. Desde allí, nos fuimos a la zona deportiva, donde el piloto local, Abraham Parra, nos sorprendió a todos con algunos saltos de freestyle, para el deleite de los presentes, que se quedaron maravillados con las figuras y saltos de este gran profesional a pesar de su corta edad.



Desde allí, parada en la Plaza de España, donde el grupo local del PSOE, nos volvió  a invitar a una cerveza, como cada año, antes de la tradicional foto de familia en los escalones de la iglesia. Este año, me faltaba cámara. Se me quedaban muchos fuera del encuadre ante tanta gente congregada.
Regresamos a la caseta, y nos encontramos una gran cantidad de personas allí, que no han venido a la vuelta. Muchos han partido ya de vuelta a casa, pero el recinto y el aparcamiento continúan llenos hasta la bandera.




Empiezan a sonar los primeros acordes de música en directo, interpretadas por las Cucarachas Asesinas. Muchos se congregan al rededor del grupo para escucharlos y disfrutar de su estilo "gamberro" y de su selección de temas.
Por dentro de la barra, se comienza a repartir nuestra suculenta paella, que a pesar de no estar este año el jefe de cocina (Torri, te hemos echado de menos), ha salido estupenda. Dentro de la caseta se comienzan a dar los trofeos de este año: mejor moto de campo, moto más exclusiva, motero más veterano,... Unos más felices, otros más decepcionados, pero todos contentos por el día transcurrido en tan buena compañía.
A medida que se iba alargando la tarde el personal iba dejando el recinto, quedando al final sólo unos pocos cuando comenzaron a tocar Cuarto Creciente. Todo un lujo para nosotros poder disfrutar de este grupo, después del buen sabor de boca que también nos dejó el grupo anterior. Entre los asistentes aparecen dos miembros de la organización (Metralla y Carobe) vestidos de gitanas, para marcarse unos pasos de baile entre el cachondeo generalizado de los que por allí quedábamos, hasta que la luz del día fue desapareciendo y tuvimos que poner fin a otro año más de clásicas en Lantejuela.


Me gustaría terminar esta crónica, dando las gracias a todos los que hacéis posible este evento: la organización, que se pega un curro importante durante todo el día para que los visitantes salgan contentos y con ganas de repetir, a las empresas colaboradoras, por su aportación para poder llevar a buen término este evento, al Ayuntamiento de Lantejuela, por prestarnos la caseta municipal y apoyarnos en todo cuanto puede para que este evento siga creciendo, a Abraham Parra por su estupendo espectáculo, y por supuesto, y sobre todo, a todos los que con vuestra presencia hacéis grande este evento y le dais vida, ya que sin vuestra asistencia, este evento no sería nada: MIL GRACIAS POR CONFIAR EN NOSOTROS Y ACUDIR A NUESTRA LLAMADA.

P.D. Un abrazo y un beso enorme de toda la organización para nuestros amigos Torri y Manuela, que este año no han podido asistir por diversos motivos y no hemos podido contar con su presencia. Os hemos echado de menos.
PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO RESUMEN DEL EVENTO EN YOUTUBE
PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO 1 EN YOUTUBE
PINCHA AQUÍ PARA VER EL ÁLBUM FOTOGRÁFICO EN FACEBOOK

martes, 14 de marzo de 2017

19 de MARZO: XI REUNIÓN DE MOTOS CLÁSICAS DE LANTEJUELA (Sevilla)

Parecía que el 19 de marzo quedaba muy lejos cuando comenzamos a publicitar nuestra XI edición para el 2017, y ya está de nuevo a la vuelta de la esquina. Sólo unos días para volver a vivir un día lleno de emociones: nervios, tensión, satisfacción por hacer algo que nos gusta, prisas y carreras, diversión,... un cúmulo de vivencias y circunstancias, que a pesar de hacernos trabajar como locos para intentar que todo el mundo se vaya con una sonrisa, disfrutamos al vernos arropados año tras año por cantidad de amigos que comparten con nosotros nuestra pasión por las motos en general y por las motos clásicas en particular.
Ya sólo quedan rematar los últimos retoques en la organización del evento, preparar las bolsas de inscripción, hacer la lista de las compras para preparar la comida del domingo, ultimar detalles de la ruta y dar un último empujón a la promoción de este evento, en las redes sociales.

Este año echaremos de menos a dos pilares fundamentales de la organización, que por diversos motivos, ya sean laborales o por salud, no podrán estar presentes este año con nosotros, aunque sí que los tendremos muy presentes puesto que sabemos que esto no será lo mismo sin ellos. Nuestro amigo Manuel "El Torri", que es el jefe de cocina, y nuestra querida Manuela, que es la jefa de inscripciones y tickets. Nos acordaremos mucho de vosotros.

Este año, contaremos con dos grupos para amenizar la mañana y la sobremesa con su buen hacer y su música en directo: Las Cucarachas Asesinas y, los incombustibles, Cuarto Creciente, que volverán a hacernos bailar como ya lo hicieron el año pasado.
Además, durante la ruta que se hace por la localidad, este año nos acercaremos al polideportivo municipal, donde, el piloto local de Freestyle, Abraham Parra, nos deleitará con algunos de sus sorprendentes saltos.

Por lo demás, seguimos con la dinámica de pasadas ediciones, que tan buen resultado nos ha dado los últimos años:
Apertura de inscripciones (para motos clásicas) y barra (a precios populares) a las 9:30
Recepción de motos clásicas (inscritas) a la zona de exposición dentro de la caseta municipal
11:30 iremos calentando motores para la salida de la ruta por la localidad, con la parada para ver la actuación de Abraham Parra y la tradicional parada en la Plaza de España para tomar un refrigerio y la foto de familia.
Desde mediodía tendremos música en directo
14:00 ¡A comer! Repartiremos nuestra tradicional paella, digna de un gourmet.
15:00 Entrega de trofeos y regalos
DESPEDIDA Y CIERRE HASTA EL AÑO QUE VIENE

Como ya sabéis, las bolsas de inscripción son para aquellas personas que vengan en motos clásicas, pero a partir de las 12:00 se pondrán a la venta a cualquiera que esté interesado en adquirirla o quiera la camiseta conmemorativa de este año.

NOS VEMOS EL DOMINGO 19 DE MARZO EN LANTEJUELA: TE ESPERAMOS




PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO DE LO QUE ACONTECIÓ EL AÑO PASADO
Camiseta de este año

domingo, 12 de febrero de 2017

VOLVEMOS A LA SIERRA NORTE, CON UNA VARIANTE DE LAS "MIL CURVAS"

Sin duda alguna, la ruta de Las Mil Curvas, es una de mis rutas favoritas, de todas las que recojo en el libro "Descubrir Andalucía en Moto".  Sencillamente, porque tiene una distancia adecuada para hacer en una ruta mañanera, cuando un domingo se te presenta con obligaciones familiares y debes estar a la hora de comer en casa. Cuenta con bonitos paisajes, y como ya habrás podido imaginar por su nombre, no te aburrirás con su trazado: curvas, curvas y más curvas.

Pues lo dicho; desde el jueves andábamos todos mirando la predicción del tiempo porque habíamos hablado de hacer esta ruta el domingo, ya que la mayoría de los que íbamos a poder salir, teníamos que estar de vuelta para la hora de comer. No se puede estar abusando siempre de la familia y saltándose todas las comidas de domingo. Las previsiones no apuntaban nada bueno y casi habíamos optado por dejar este fin de semana en blanco. Más aún, cuando el sábado caían buenos chaparrones por la zona. Nos recorrimos todos los telediarios a la espera de escuchar alguna noticia alentadora. Miramos en todas las páginas de internet relacionadas con la previsión del tiempo, hasta que encontramos un rayo de esperanza: "nublado por la Sierra Norte y descenso de temperaturas".
-" Señores; que no dan agua para el domingo"
-"Pero si acabo de ver el Tiempo en la Primera y da tormentas"
-"Ni caso!!!!... Acabo de ver una página astrohúngara que dice que no llueve"
-"Pues si tú dices que no llueve, vamos "p'alante""
A las 9:30 salimos de Lantejuela con un aire de mil demonios en dirección La Campana, que sería nuestro punto de reunión con los amigos de Lora del Río. Allí, ya estaba esperando Pedro con su cuñado David. Saludos, presentaciones y alguna que otra mirada recelosa hacía el cielo encapotado, mientras que el asfalto permanecía húmedo por las lluvias anteriores.

Se establece el plan de ruta y se decide desayunar en Palma del Río. Tras el desayuno, enfilamos nuestras motos hacia Hornachuelos, ya que la idea era filmar una variante de la ruta de las Mil Curvas, tomando la carretera que pasa por la Presa del Retortillo y enlaza con la carretera que va desde La Puebla de los Infantes a Las Navas de la Concepción. Hacía unos ocho años que no rodaba por esta carretera. El año que trabajé en Las Navas, tomaba esta variante de vez en cuando porque me encantaba su entorno y las vistas del embalse, pero cuando la tomé la última vez con la moto, aquello parecía que había sido bombardeado y los cráteres se sucedían a lo largo de todo su recorrido. Me alegré mucho cuando Pedro me comentó que la habían arreglado y que estaba genial. Cuando suba el vídeo a youtube, podréis comprobarlo vosotros mismos. ¡Fabulosa!

Llegamos a la presa y hacemos la parada obligatoria en el mirador del embalse: algún susto para bajar la cuesta con la hierba mojada, risas, fotos, selfies y miradas perdidas, absortas en las aguas tranquilas del embalse. Volvemos a la carretera y enlazamos con la carretera que une La Puebla de los Infantas con Las Navas de la Concepción, que será nuestro siguiente destino. Entre curvas y eucaliptos volvemos a bajar hasta las aguas del embalse, volviendo a disfrutar durante varios kilómetros de sus vistas mientras rodamos en una estupenda carretera que zigzaguea junto a sus aguas y que lo atraviesa por varios puentes hasta que comenzamos el ascenso hacia la localidad. Como siempre, un placer hacer este recorrido, a pesar de que al ser invierno, los árboles están desnudos y no tapan, como en otras estaciones del año, la carretera, para refugiarte del sol.
Pasamos Las Navas; hoy no hay tiempo para pararse a tomar una cervecita junto a sus leones. Una parada rápida en la gasolinera para repostar, y tomamos la "carretera del año", llamada así por los "naveros" por sus 365 curvas en 22 kilómetros que separan esta localidad de Constantina. ¡Pura diversión! Lomas suaves acompañaran nuestro recorrido siguiendo un sinuoso baile al que nos obligan sus muchas curvas enlazadas. No te aburrirás ni un instante: ¡garantizado!
Si montas en una custom, como solemos hacer nosotros, no te extrañes si los estribos o los escapes rozan por el suelo. Es muy normal en algunas curvas que no te esperas cerradas y que te pueden dar una sorpresa. No te confíes.

Llegamos a Constantina, la cual ofrece mucho para ver y para disfrutar, pero nuestras obligaciones nos hacían tener que continuar nuestro camino, comenzando el regreso hacia los llanos de la Campiña, bajando primero por la carretera de Lora del Río. Bonito trazado, buen asfalto y las vistas de las dehesas de ganado pastando entre sus chaparros y encinas. La única pega que tiene esta carretera es que está limitada a 70km/h y los controles de velocidad son asiduos.
Llegamos a Lora del Río y nos despedimos de nuestros compañeros de ruta antes de continuar nuestro regreso. Pedrín Loba y Miguel Peña me acompañan hasta Lantejuela, mientras que ellos continúan su recorrido hasta Martín de la Jara y Osuna respectivamente.
Gracias chicos por una estupenda jornada de motos
Nos vemos en la carretera
PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO DE LA RUTA EN YOUTUBE


PINCHA AQUÍ PARA VER EL ÁLBUM FOTOGRÁFICO EN FACEBOOK
PINCHA AQUÍ PARA SABER MÁS DE ESTA RUTA

Si eres un entusiasta de las motos customs, lo que te gusta es salir a hacer kilómetros y vives cerca de la Campiña o de la Sierra Sur sevillanas, ponte en contacto con nosotros para compartir algún día alguna ruta. Búscanos en facebook Customs Bikers Lantejuela

jueves, 2 de febrero de 2017

RUTA POR LOS PEDROCHES (Córdoba)


Hacía años que no hacía esta ruta. Es una de las pocas que recoge el libro "Descubrir Andalucía en Moto", que sale de nuestra tierra y se adentra en la provincia de Ciudad Real por el Valle de Alcudia, pero es que me gustaba tanto la carretera de regreso, por Sierra Madrona, que no podía resistirme a compartirla con vosotros. Por desgracia, en esta ocasión, los astros se han confabulado para fastidiarme la grabación de la ruta, para luego subirla a nuestro canal de youtube. Os cuento...
Después de la ola de frío que ha azotado la Península Ibérica estas semanas atrás, y que por diversos motivos, no hemos podido salir a hacer una ruta en condiciones, había muchas ganas de hacer una ruta larga y echar el día atrás, con los amigos rodando por bellas carreteras. Como ya he dicho antes, hacía tiempo que no hacía esta ruta, y sus casi 500 kilómetros, la hacían muy buena opción para llevarla a cabo. Después de proponerlo por nuestro grupo de wassaph, la mayoría de los habituales en nuestras rutas, no podían salir ese domingo, pero algunos otros compañeros de la carretera, que cada vez, son más habituales, se animaron a acompañarme.
A las 9:30 salíamos con puntualidad inglesa de una gasolinera de Écija, que había sido elegido como punto de encuentro, ya que cada uno llegaba desde un pueblo diferente. Salimos en dirección Córdoba, y a pesar del frío, la ruta iba sin problemas, aunque en el horizonte, hacía donde nosotros nos dirigíamos, el cielo se veía "raruno". Efectivamente, al comenzar a adentrarnos en la sierra, una capa de niebla se situó sobre nuestras cabezas, y a veces nos envolvía. No era demasiado espesa, ni molestaba en exceso la visibilidad, aunque teníamos que ir apartando la humedad de la visera para poder ver algo, pero obviamente, el objetivo de grabar la ruta, con su paisaje, quedó mermado y los vídeos no lucen lo que deberían.
Decidimos parar en un área de servicio a la entrada de Villaharta, junto a la carretera nacional que une Córdoba con Badajoz, para llenar el estómago con una buena tostada con jamón, tomar algo caliente y dar tiempo a que entrara un poco más el día y levantara la niebla. Todo esto conseguido sin problemas, pero en el transcurso de ese periodo, algún dedo grasiento de mi mano se posó en el objetivo de la cámara que llevaba en el casco, con el consiguiente problema, que todo lo que grabé a lo largo del día con esa cámara (que fue bastante), quedó prácticamente inservible. Obviamente, de eso me di cuenta cuando llegué a casa y me puse a ver lo que había grabado.


Una vez que llegamos a la localidad de Pedroche, nos pusimos a hacer un poco de turismo, y como nos recomendaron que nos pasáramos por la oficina de turismo para que nos abrieran su preciosa torre, pues eso hicimos. Las chicas de la oficina, que fueron muy agradables, nos hicieron un tour genial por lugares emblemáticos de la población, pero eso hizo que nos retrasáramos demasiado.




Si la última vez que hice esta ruta, a la hora de comer ya estaba en la provincia de Ciudad Real, en esta ocasión estábamos a la hora de comer en Torrecampo, donde fuimos a un restaurante que nos habían recomendado las chicas de Pedroche, y donde comimos estupendamente.
Durante el almuerzo, al calor de la estufa, decidimos acortar la ruta sin entrar en la provincia de Ciudad Real, y enlazar con la bonita N-420, accediendo por la carretera que une Torrecampo, Conquista y Azuel (A-3200). ¡Un p...acierto!... La carretera es estrecha, pero el asfalto está en buenas condiciones. El tráfico era nulo, por lo que pudimos disfrutar de un ritmo constante y alegre entre las dehesas de las explotaciones ganaderas que pueblan estas tierras de ganado bovino. De hecho, nos encontramos una vaca-toro (no tengo muy claro que era) en medio de la carretera. Desde que nos vio aparecer por la carretera no nos quitaba ojo, y a medida que se iba acercando el primero de la expedición, los gestos de agachar la cabeza y arañar la carretera con la pata delantera, no nos hacían presagiar nada bueno. David pasó despacio junto a ella bajo su atenta mirada; Pedro comenzó su paso, y al llegar a su altura hizo bramar los escapes de su moto, lo que hizo que el animal se apartara un poco de la carretera, y Germán y yo aprovechamos para pasar.
Hasta Azuel, la ruta pasó en una chispa, porque íbamos disfrutando tanto de la carretera, que los casi 30 kilómetros desde Torrecampo, se hicieron cortos.



Una vez que llegamos a la N-420 disfrutamos de un bonito recorrido por una carretera ancha, de curvas largas y abiertas, que nos condujo hasta la bella localidad de Montoro, conocida como la "Toledo andaluza". Decidimos entrar a visitar su casco histórico, pero debían estar de celebración de algún evento, que nos encontramos las principales calles de acceso cerradas al tráfico, por lo que tuvimos que dar una vuelta por calles estrechas y empinadas que nos hizo darle un calentón al embrague de nuestras máquinas, así que una vez que vimos que su famosa torre destacaba cerca, sobre las casas, decidimos aparcar las motos y caminar un poco. Tenemos claro que debemos volver con más tiempo para hacer una visita más detenida y disfrutar mucho más de esta localidad.
Así que ya ves; sin lugar a dudas, tendremos que volver a realizar esta ruta para filmarla en condiciones y compartirla contigo, ya que es altamente recomendable.
Nos vemos en la carretera
 PINCHA AQUÍ PARA VER UN BREVE RESUMEN DE ESTA RUTA EN FACEBOOK